Alfonso González de Valdés Correa (Sevilla, 1975). Ha crecido en el polígono sur sevillano, un escenario difícil, pero idóneo para desarrollar su resiliencia y su afán de superación.

Pronto desarrolló una gran pasión por las letras y progresaba en sus estudios, hasta que recién licenciado comenzó a trabajar, especialmente en el ámbito de la reforma juvenil y la atención psicológica a menores y familias víctimas de abusos sexuales.

Hace más de quince años fundó, con tres socios y amigos, la Asociación Ponte y trabaja como autónomo en su consulta privada de psicoterapia.

Es padre de dos hijos, Leo y Nayra, y está felizmente casado con Mercedes Bandrés, psicoterapéuta también y autora a su vez de las ilustraciones de su primer libro.

Su experiencia como psicoterapeuta familiar le ha nutrido de grandes e íntimas historias, cuya vivencia le ha dejado, en muchos casos, con ganas de compartir el conocimiento adquirido, confiando además que su diseminación pueda ayudar a quien las lea.

Ahora lo publica por vez primera, dando rienda suelta a su vocación de escritor, de la mano de Círculo Rojo y ofreciendo en su propia persona, el primero de los saltos al vacío que propone su obra.